Muchos aspirantes laborales muchas veces no proyectan la imagen profesional debida, restando así sus posibilidades de conseguir el empleo (muy común en jóvenes aspirantes). Es cuando el individuo se pregunta ¿Cómo se debe y puede proyectar la imagen correcta? El profesional no solo debe de concentrarse en su apariencia física, también se debe de reflejar las metas, expectativas, ideales y seguridad.

En otras palabras, el profesional debe de definir la imagen a proyectar, prepararse, tanto física como mentalmente. A continuación, compartiremos importantes recomendaciones para todos esos aspirantes que poco a poco construyen su hoja de vida laboral con nuevas experiencias.

– Cuidado con lo que se dice y como se dice. Alzar la voz, ya sea de manera inconsciente, es de muy mala educación y obviamente desagradable. Para mejorar este detalle, es recomendable grabar tu voz mientras lees tu presentación. De esta forma conocerás tu entonación en trabajaras en ella.

– La vestimenta es un factor básico en la proyección de una imagen profesional. En mujeres no se recomienda faltas muy cortas, escotes transparentes ni pantalones muy ajustados. En varones el problema más común es el pantalón, este no debe ser demasiado flojo, es de suma importancia dejar el ajuste correcto, tanto en cintura como en lo largo del pantalón (además de las demás formalidades de vestimenta).

– Unos correctos modales abrirán puertas, se debe de controlar y mejorar los malos hábitos que regularmente nacen por simple naturalidad.

Esperamos que estos consejos sean de su total utilidad. No obstante, quisiera compartir un último consejo, la alimentación y el peso también es importante en la imagen profesional. El profesional que desea un puesto laboral debe de construir todos los días dicha imagen.