El corazón de una empresa son sus empleados. Cuando los empleados trabajan a gusto, comparten los valores de la organización y tienen sentido de pertenencia, es más fácil que todo fluya. Sin embargo, elegir los empleados adecuados no siempre es fácil y cometer un error nos puede costar caro ya que a veces basta una persona inadecuada en un puesto erróneo para enturbiar el ambiente laboral.

¿Cómo hallar empleados que pueden aportarle valor a tu empresa?

  1. Presenta una descripción del trabajo adecuada. A menudo no se le presta mucha atención a la descripción del puesto de trabajo y, como resultado, se presentan candidatos que no son aptos para ocupar el puesto o que no comparten plenamente los valores de la empresa. Una descripción demasiado vaga puede atraer a muchas personas por lo que es importante que en el momento de redactarla seas lo más específico posible. Mientras más detalles brindes, más reducirás la lista de candidatos pero más interesados estarán los que se presenten.

 empleado ideal

  1. Determina criterios obligatorios. Cuando determinas una serie de criterios mínimos para la selección reduces significativamente la cantidad de aspirantes al puesto. En ese momento lo que estás haciendo es crear una especie de embudo, de forma que los currículos que te queden encima de tu escritorio sean los que mejor se adaptan a las exigencias del puesto. Así te ahorrarás trabajo y le ahorrarás tiempo a los candidatos.
  1. Prepara la entrevista con antelación. Una entrevista de trabajo no es una simple conversación, es importante que tengas previstas las preguntas que formularás. Confecciona una lista que te sirva como guía para que no olvides los detalles que quieres corroborar. Recuerda que una entrevista bien hecha te puede aportar muchísima información sobre la persona que tienes delante, desde algunas de sus características de personalidad hasta su sistema de valores y creencias.

empleo ideal 2

  1. Explica detalladamente en qué consiste el trabajo. Uno de los principales problemas con los que tienen que lidiar las empresas es la desmotivación de sus empleados. La falta de motivación tiene diferentes causas pero una de ellas es la falta de correspondencia entre la realidad y las expectativas del trabajador. Para evitar este problema y no tener que realizar el proceso de selección nuevamente, explícale al candidato en qué consistirá su trabajo y qué se espera de su desempeño.
  1. No te apresures en contratar. Si se trata de un puesto importante dentro de la empresa, es fundamental que no te apresures al elegir. Si no encuentras a un candidato que cumpla los requisitos mínimos, busca canteras alternativas, como las bolsas de trabajo online, donde a menudo se encuentran excelentes profesionales. También puedes apoyarte en las empresas especializadas en la búsqueda y selección de recursos humanos, que también suelen contar con una bolsa de empleo. Un ejemplo sería Retail Management.
  1. Establece un periodo de prueba. Un periodo de prueba de uno a tres meses suele ser suficiente para comprender si la persona se siente cómoda en su puesto de trabajo, comparte los valores de la empresa y puede dar lo que se espera de ella.

Fuente de las imágenes: www.flickr.com