Cada vez es más común que, al salir, carguemos en nuestro bolso o cartera con poco efectivo y mejor llevamos nuestras tarjetas. Es seguro y práctico. La mayoría de los locales cuentan ya con terminales bancarias o dispositivos para poder cobrar en línea. Hace algunos años, sólo en los grandes centros comerciales aceptaban las tarjetas; ahora está cada vez más normalizado que en locales pequeños: estéticas, el médico o el veterinario, incluso hasta en la tiendita de la esquina, podamos realizar el pago con el plástico en lugar de monedas y billetes. Esto hace muy práctico comprar todos aquellos bienes y servicios que requerimos en nuestra vida diaria, es efectivo e inmediato. Por supuesto, es importante contar con la tarjeta de un banco que sea aceptado mundialmente, sin ninguna traba, y que además cuente con respaldo en caso de robo, extravíos o fraudes.

 

Hay mucha gente que todavía no se siente cien por ciento segura de usar su tarjeta bancaria, y prefiere disponer de efectivo para realizar sus compras en cualquier cajero automático. ¿Te ha sucedido alguna vez que recorres varias calles, avenidas, plazas y no encuentras un cajero de tu banco? Es por eso también muy relevante saber que, vayas a donde vayas, podrás encontrar dónde obtener tu efectivo fácil y prácticamente. Por ello te invitamos a que la portabilidad de nómina, el banco con más disponibilidad de cajeros automáticos en el país; además de que es casi imposible que te rechacen un pago con tu tarjeta de nómina BBVA.

Muchas personas no lo saben, pero ellos pueden solicitar a su empleador que realice sus depósitos semanales, quincenales o mensuales en el banco de su preferencia. Si en tu trabajo te pagan en otro banco, tú puedes pedir que cambien tu nómina a BBVA, es un derecho que ningún jefe te puede negar.

Al recibir tu nómina en BBVA, además de estar respaldado por la gran estructura bancaria con la que contamos, puedes acceder a los beneficios que te otorga formar parte de nuestra familia. El más claro de todos es disponer de alguno de nuestros créditos personales, sin engorrosos requisitos ni tediosas investigaciones. De hecho, es muy probable que al cambiar con nosotros tu nómina, al poco tiempo el crédito ya esté disponible para ti, esperando únicamente tu aprobación para adquirirlo. Sin duda, puede resultarte por demás útil ante cualquier imprevisto o si estás buscando hacer una compra de gran valor. No te preocupes, el crédito se ajustará a tus capacidades de pago y se adaptará a los ingresos y gastos que tú realizas cada mes. Por si todo esto fuera poco, al tener tu nómina en BBVA también estás cimentando el camino hacia un crédito mayor, como uno hipotecario o uno automotriz, para que en un tiempo futuro puedas planear la compra de bienes patrimoniales.

¿Qué esperas? Te invitamos a visitar nuestra página web para que conozcas todos los beneficios que BBVA tiene para ti y de esta forma te animes a recibir tu nómina con nosotros.