El compresor de aire de motor a diesel es, en pocas palabras, una máquina que convierte el aire del exterior en energía, que después es utilizada para hacer funcionar otras herramientas

Para alargar la vida de este tipo de maquinaria es necesario realizar diferentes tipos de mantenimiento. Porque realizarlos con cierta periodicidad, supone ahorro de dinero, aumento de eficiencia e incremento de productividad.

A continuación, te explicaremos algunos de los mantenimientos básicos que debes hacerle a tu compresor de aire industrial.

Cambio de filtro

Se trata de un proceso fácil de hacer. Solo hay que desenroscar el filtro que se encuentra en la parte superior de la máquina para extraerlo y sacudirlo con el fin de retirar toda suciedad atrapada. Se recomienda hacer esto cada vez que se use. 

Ten en cuenta que el filtro debe cambiarse después de cierto tiempo; revisa las recomendaciones de la marca de la compresora para conocer la vida útil de tu filtro. 

Extracción del aire comprimido

Dejar que el aire comprimido se quede en el depósito podría dar pie a accidentes o daños en el compresor. Por este motivo, hay que ubicar el tapón (casi siempre se encuentra en la parte inferior de la compresora), desenroscarlo y permitir que salga todo el aire restante. Recuerda apagar el compresor antes de extraer el aire y verificar que no haya líquidos u objetos inflamables cerca. Sabrás que todo el aire ha salido cuando dejes de escuchar el sonido de soplido

Drenar el condensador

Dentro de la compresora se junta humedad, y es que existe un tanque dentro de esta que aspira el agua para que el aire salga puro. La humedad también podría traer problemas, por esto es importante drenar el tanque cuando se llene para evitar malos olores o incluso pudrición. 

Cambio de aceite

Es de suma importancia que el aceite del compresor esté lleno, pero sobre todo fresco, para que el motor funcione de manera correcta. Cosas como el frío o la humedad pueden causar un cambio de textura en el aceite. Y como la lubricación es vital para evitar la fricción, hay que cambiarlo aproximadamente cada tres meses para asegurar su pureza. 

Limpieza del tanque de combustible

Los compresores que funcionan con combustible pueden presentar problemas, ya que las partículas de combustible que se acumulan dentro del tanque podrían volverse tóxicas. Hay que limpiar el tanque anualmente para asegurar su funcionamiento.

Revisa con tu proveedor cualquier tipo de mantenimiento adicional que tu compresor de aire necesite. 

 

Continúa leyendo: Dificultades para subir la escalera, las alternativas