¿Queréis ganar dinero gratuitamente en Internet, sin vender nada? Una sola solución es la que se ofrece: utilizar las páginas remuneradoras.

Angelo_Giordano
Angelo_Giordano

Ante todo conviene preguntarse sobre lo que busca cualquier propietario de una página de internet. Evidentemente son los visitantes. Por lo general, cuanto más visitas tiene una página web, más ingresos genera para su propietario, y esto de dos formas distintas: bien a través de la publicidad, vendiendo un producto, o con la ruleta on line.

Cada día se crean nuevas páginas en internet, pero destacar entre la gran propuesta y tener bastante tráfico, suele ser complicado. Algunos webmasters buscan medios, aunque sean de pago, para encontrar nuevos visitantes.

Por esta razón, existen páginas que pagan a los internautas para que visiten otras páginas. Los sitios que pagan por ser vistos son los que llamamos anunciantes. Para hacer la relación entre estos anunciantes y los internautas, han nacido plataformas dedicadas a esto precisamente.

Cada uno se especializa normalmente en un tipo preciso de actividad, mientras que otras ofrecen diversas formas de ganar dinero gratuitamente, lo que se clasifica en la categoría de los GPT (Get Payed To). Este pequeño mundo se llama surf remunerado, o simplemente páginas remuneradoras.

¿Cuánto dinero se puede ganar?

Realmente no demasiado. Lo decimos con claridad, con este tipo de ganancias, nunca terminaréis por ser ricos. Es difícil cuantificar la cantidad que es posible ganar, pero siendo activos en muchas páginas remuneradoras, se puede ganar cierta cantidad al mes. Pero para ello hay que dedicarle bastante tiempo cada día.

¿Qué es un sitio remunerador?

Se trata de una página de internet que paga a los usuarios a cambio de la realización de una tarea online. Esta tarea puede ser de naturaleza variada, pero entra normalmente en uno de los siguientes casos: visitar o registrarse en una página web, responder a un cuestionario, hacer una compra online, poner a disposición la potencia de su procesador, dar el email para participar en un sorteo, etcétera.

Tal y como se puede constatar, no se trata aquí de un trabajo tal y como habitualmente lo entendemos, simplemente de una pequeña tarea, a cambio de la cual se recibe una pequeña compensación económica.

Realmente la cantidad que se puede conseguir no es demasiada, pero suficiente para interesar a personas con un sueldo bajo, con un perfil como el de los estudiantes, o las personas en búsqueda de trabajo. En función de las diferentes categorías, las ganancias son variables, por eso conviene tener siempre presente que estas cantidades pueden verse aumentadas gracias al apadrinamiento.