Hay hogares que cuentan con ciertos atractivos que las convierten en lugares únicos y diferentes. Ya sea en por su estructura, detalles o hasta la amplitud de sus espacios, depende de tí convertirlo en algo personal para que tu casa sobresalga de todas las demás. 

Los techos altos son características muy comunes en las casas más antiguas. Además de brindar una sensación de amplitud, denota elegancia, frescura y permite la entrada de mucha más luz en una habitación. 

Y aunque es un detalle que encanta por sí solo,  muchas veces no se le saca suficiente provecho. 

Si eres un arquitecto o un interiorista apasionado por dar vida a éste tipo de edificaciones, aquí te damos algunos tips de decoración, para que explotes todo su potencial:

Lámparas 

Los techos altos son perfectos para agregar a la decoración  artículos colgantes. Las lámparas colgantes y candelabros pueden hacer que un espacio de un giro de 180°. Existen miles de estilos, formas y tamaños. Estamos seguros que encontrar uno para que convine con el estilo del resto de la casa será extremadamente fácil. 

La forma más profesional para hacer la instalación (y la más segura) es rentar una grúa Genie, pues tienen tamaños muy adaptables a las necesidades del inmueble y alcanzan una altura de hasta 42 metros. 

Libreros y estantes

Los lugares altos también tienen paredes altas, que pueden dar la sensación de tener un espacio vacío. Para evitarlo puedes colocar estanterías repletas de libros y algunos adornos extras.

La originalidad dentro de este cotidiano mueble radica en que sea de diferente color y forma a lo convencional; es decir, puedes adquirir uno con rombos y un color llamativo o alguno con solo unos cuantos apartados pero de proporciones gigantes. 

Decoración 

Tener un lugar con techos altos te abre a un mundo de posibilidades en cuanto a la decoración pues, tienes la oportunidad de utilizar cosas poco comunes como cuadros grandes, espejos, una chimenea, plantas, e incluso estatuas

Colores

Es un punto fundamental para los espacios altos pues, en ocasiones se utilizan colores que tienden a dar la apariencia que es mucho más pequeño de lo que realmente es. Los colores claros (en especial el blanco) dan la sensación de amplitud en un lugar porque brinda luz. Si esto se mezcla con ventanas grandes o algun tragaluz, podría ser el combo perfecto para explotar al cien la estructura de tu hogar.