Muchos pensarán que este tema es muy poco ético, pero la verdad la vida esta llena de diversos escenarios, y buena parte de la vida pasa por nuestros empleos. Una de las situaciones más incomodas para un trabajador es lidiar con el enemigo en el empleo, ya que se puede ser victima de la envidia y mala fe. Es por eso nuestro portal de empleo comparte tres Tips importantes para conocer que es lo que debes de evitar en una situación de ésta índole.

– Evita el miedo a tomar decisiones, todos los que adquieren éxito en el ámbito aprenden a dominarlo. La confianza y una actitud firme te harán menos propenso a ser victima de alguna persona con mala fe (especialmente si es tu jefe).

– Aprende a delegar las responsabilidades. Usualmente esto es una arma de doble filo ya que si no se posee la personalidad necesaria para dicha acción es muy posible que tus palabras puedan afectar la moral de los empleados  y obviamente esto puede ser muy mal interpretado por algunos de ellos.

– Seas o no seas jefe, una de las cosas más importante es reconocer los méritos sin importar quien sea. Muchas veces una actitud neutra de hará lucir como un profesional objetivo y muchas veces la misma acción puede limar asperezas.