Los actuales procesos de selección poco tienen que ver con los que se realizaban hace apenas unas décadas. Ahora, tanto las empresas, como las personas que buscan su inserción en el mercado laboral, tienen a su alcance distintos métodos, bien para iniciar una carrera profesional, en el caso de los candidatos, o bien para encontrar a esa persona que buscan para un determinado puesto de trabajo, si hablamos de empresas en expansión. En este segundo caso, una consultora de Recursos Humanos puede hacer que el proceso de selección resulte mucho más sencillo y eficaz, por lo que, cada vez son más las compañías que dejan en manos de consultoras externas el reclutamiento de los nuevos trabajadores que van necesitando.

Para que ese complejo proceso de los resultados esperados, la consultoría debe reunir dos condiciones:

  • ser especialista en un sector concreto de actividad
  • contar con las herramientas y métodos de reclutamiento más actuales y efectivos.

Hay que tener en cuenta que cada sector económico tiene sus particularidades y a la hora de encontrar profesionales idóneas hay que conocer bien su situación y sus necesidades actuales y futuras. Como ejemplo, Retail Management es una consultoría de RRHH especializada en retail y distribución, dos campos básicos en la economía actual y que, sin duda, requieren perfiles muy concretos para el desempeño exitoso de puestos determinados.

¿Qué perfiles selecciona una consultora de RRHH especializada?

Cuando una compañía centrada en un campo determinado recurre a una consultoría es porque necesita cubrir, con seguridad, necesidades de personal muy concretas y lo antes posible. Comerciales con cualificación y/o experiencia determinada, personal especializado en atención a clientes, directivos, middle managements…

La consultora debe tener amplios conocimientos del sector para poder dar soluciones adaptadas a cada necesidad y tener un método de selección capaz de responder a cualquier expectativa. La cercanía y el contacto permanente con la empresa que demanda sus servicios y la aplicación acertada de las distintas técnicas de reclutamiento son dos de las claves para que la consultora cumpla su cometido de manera satisfactoria.

¿Qué herramientas se utilizan en la selección de candidatos?

Ante cualquier petición, una asesoría de RRHH lo primero que realiza es un exhaustivo análisis de la empresa que solicita sus servicios, teniendo en cuenta su organigrama, su sistema de gestión/producción, su cuenta de resultados o sus planes de futuro. Con toda esta información podrá ofrecer no solo un análisis objetivo de su situación y de sus necesidades sino también del tipo de personal (staff o dirección) que podría resultar más adecuado.

A partir de este momento, se inicia la búsqueda de candidatos idóneos, siempre manteniendo una comunicación constante con la empresa para que ésta pueda aportar su propia visión durante todo el proceso. Comentar los requisitos indispensables y los deseados, los detalles concretos que pueda implicar un puesto de trabajo determinado o los posibles honorarios es algo que siempre ayudará a definir mejor el perfil que se trata de encontrar.

Buscar a los mejores profesionales a través de todos los canales posibles (redes sociales, plataformas de empleos, contactos con otras empresas…) y propiciar un posible acercamiento para conocer su trayectoria y sus intereses es parte del trabajo de estas consultoras.

La etapa previa a la presentación de candidatos consiste en profundizar en los respectivos currículums intentando obtener toda información que pueda resultar relevante para el puesto a cubrir.

Por supuesto, la empresa receptora de personal es la que tiene la última palabra, pero una buena consultora RRHH siempre realiza un seguimiento posterior a la incorporación del candidato para confirmar que su elección ha sido la acertada.